Vuelo a Namibia

Ya tengo todo listo para partir. Me lleva mi padre hasta Madrid en la furgoneta. Paramos en el 103 a comer un bocata. Mi padre, que era camionero paraba siempre allí porque se comía bien pero de eso hace ya muchos años. Ahora ha cambiado. Hacia días que no comía tan mal en un sitio. Me he pedido un torrezno que no había dios que le hincara el diente y un bocadillo de lomo que estaba mas seco que la mojama.

Hasta el aeropuerto llegamos sin problemas. Me pongo en la fila para facturar que va un poco lenta. Mi padre se ha quedado con un bolso con cosas por si me pesan el equipaje de mano para no pasarme mucho del peso. efectivamente me lo pesan pero como solo es un kilo de mas no me dicen nada. Con lo que se ha quedado mi padre me pasaba de los 10. Estando en la fila se me acerca un hombre que me pregunta por mi vuelo.

-¿A donde vuelas?

-A Windhoek- le respondo

-Ha habido un retraso y te hemos cambiado el vuelo. Ahora vas Doha- Johannesburgo y allí haces escala y coges otro vuelo a Windhoek

Vaya desastre. Son diez horas mas de viaje. Me dice que tengo una imdemnización de 600 euros así que ni tan mal. Menuda alegría.

Pongo la caja con la bici en la cinta transportadora y el peso no hace mas que variar. Me pregunta cuanto pesa y le digo que entre 30 y 32. Solo se puede llevar como máximo 30. Me dice que me pone treinta que no se puede pesar bien. Me pregunta si tengo billete de vuelta.

-¿Ehhhh?¿Billete de vuelta?

-Es obligatorio- me comenta

-Pues no llevo

-Pues te tienes que sacar uno aunque sea a un país de al lado

Va a preguntar a la oficina por si acaso pero nada. Es obligatorio. Así que me voy a sacar uno por internet. Me lo cojo a Johhanesburgo. 170 Euros me soplan. Menos mal que me han dado la opción de sacar una póliza de anulación que me devuelven el 80% del precio y lo puedo anular sin dar explicaciones.

Vuelta a la facturación. No hay nadie en la fila y paso rápido pero esta vez me toca otra persona. En esta cinta me pesa mas que en la otra. 32,4 kilos. Me intenta poner 32 porque la normativa de Qatar dice que con mas de 32 kilos hay que separar los bultos. Pero le sigue dando sobrepeso. Le pregunta a una compañera que se va a preguntar a la oficina a ver si le dejan poner 30 kilos. Le digo que ya que voy a llegar 10 horas mas tarde que qué menos. Al final me lo pasan. Me dice que sino eran 90 euros por sobrepeso. Me llevan a una cinta transportadora especial y por fin facturo.

A la hora de embarcar me llaman por megafonia. Me acerco a la mesa a ver que pasa. Me revisan todo y me dice que esta todo bien. Puff, me quedo con la mosca detrás de la oreja porque si esta todo bien para que llaman. Me da que en Johhanesburgo va ha haber problemas.

El avión a Doha muy bueno, con wifi a bordo y un montón de películas. Cuando llegamos alli hay un personal de Qatar con un cartel de Windhoek. Tiene los billetes nuevos. Somos seis los afectados. Amador y Toño, Que van de safari, Maya que esta trabajando de profe de español en la universidad de Windhoek y otra pareja mas. Nos dicen que tenemos una comida gratis en un restaurante. Vamos para allí que lo encontramos gracias a Maya. No nos han cargado la comida en el billete y tenemos que esperar para que nos lo hagan. Como tardan mucho algunos nos vamos. Paso la escala de charrada con Toño y Amador y haciendo un vídeo para youtube.

Otro vuelo largo hasta Johannesburgo. Escala de tres horas y otro vuelo en un avión no tan bueno a Windhoek. Me duermo antes de despegar. Me despiertan cuando van a repartir la cena. Yo pensaba que llevaba un montón durmiendo y me dice la profe que la tengo al lado que a ella le ha pasado lo mismo pero que apenas hemos dormido diez minutos. Por lo menos el vuelo se me hace ameno hablando con ella. ¡Y me da el postre de fresa que esta buenisimo!

Aeropuerto de Johhanesburgo

Enseguida aparece mi bici lo cual me hace suspirar de alivio porque no las tenía todas conmigo de que llegara. Esta un poco echa polvo y tiene un agujero bastante grande. De echo, al salir se caen unas medicinas. Se ha debido abrir el taper en donde iban. Espero que no me falte nada importante. Maya me pregunta si quiero compartir un taxi y por supuesto le digo que si, que ella lleva aqui varios meses y se sabe como va esto. Un problema menos, que lo de los taxis cuando se llega a algún sitio son de temer porque siempre te la intentan clavar. Al final tenemos que ir en dos taxis diferentes porque tienen que echar los asientos para adelante para meter la bici. Me cuesta 300 dolares namibios. Por lo menos se que me están cobrando lo justo. Llego al hotel muy cansado así que pronto a dormir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: