Lago Malawi. En bicicleta por África.

Cruzando África en bicicleta.

Diciembre 2019.

Desde aquí todavía no se ve el lago. Faltan 20 kilómetros para llegar pero me lo he pensado mejor y no voy a ir. Me he levantado todavía un poco tocado así que mejor quieto en la mata. Y además luego tendría que hacer esos kilómetros de vuelta porque la carretera que tengo que coger está antes de llegar a donde estoy ahora. Este pueblo es grande, con muchas tiendas, supermercados y restaurantes. Me como un plato de arroz con huevo y pollo que me sabe a gloria. Saco más dinero en previsión de no encontrar cajeros en mucho tiempo. Llevo tres tarjetas una de las cuales no me cobra comisión hasta 500 euros al mes, lo que va muy bien porque con la de mi banco es un dineral lo que se va. Puede llegar al 5% de lo que saco. Aunque esa tarjeta no me ha funcionado en Zambia ni en Botswana. Aquí poco hay para hacer. Algo que echo de menos de cuando estuve con la bici por Asia es que aquí no hay monumentos ni nada de interés en los sitios. No puedo llegar a un sitio y dedicarme a hacer turismo porque no hay nada.
La rueda delantera la tengo pinchada y como con la bomba que llevo me cuesta un montón hincharla, pues no vale para esta válvula,  la llevo a que me la arreglen. El hombre trabaja a la china chana. Sin prisa. De parche utiliza una cámara vieja. La válvula de mi cámara debe estar un poco cascada pues aun con su bomba cuesta de hincha por lo que me la cambia, previo pago eso sí.

Decido acercarme al lago para dormir en la orilla. Son unos cuatro kilómetros por camino y sendas. Es fácil, solo tengo que seguir dirección este en los cruces y con un poco de suerte acabare allí. Contra más cerca estoy más se dificulta el avance. El camino pasa a sendero y a veces se oculta entre las altas yerbas. Con un poco de empeño al final consigo llegar. Por aquí pasa bastante gente que viene de pescar o de recoger mangos. Pero ahora que he llegado aquí ya no me muevo. Uno de ellos se para un buen rato a hablar y cuando le digo que voy a dormir allí me dice que no, que es peligroso. Me aclara que es por los mosquitos. Por la malaria. Le digo que dormiré en la carretera o en una escuela para que no se ponga muy pesado. Como no hay manera que se vaya e digo que me voy al lago a echar unas fotos. Cuando se va pongo la tienda. Pronto se para otro hombre a darme conversación. Este viene a pescar y también me avisa sobre los mosquitos. Me doy bien de repelente por si acaso y me meto pronto a la tienda de campaña- Creo que cuando más peligrosos son es cuando está anocheciendo.

Me cuesta bastante salir de aquí. Me he quedado sin datos en el móvil y no puedo ver el mapa satélite para ver los caminos. Y pensar que hace años con una brújula me apañaba. Pero claro, teniendo la tecnología sería tonto de no usarla aunque se pierde mucho de aventura. Preguntando y dando unas cuantas vueltas por información contradictoria al final acabo saliendo por un sitio diferente al que entré.
Ha amanecido nublado y voy directo hacia la tormenta. Cuando empieza a llover encuentro un techado de paja en el que refugiarme. Me tengo que mover hasta dar con el sitio que menos goteras tiene que este techo hace aguas por todos lados. Se pega más de dos horas lloviendo con ganas. Menos mal que me ha pillado bajo techo. Lo normal es que llueva un rato por la tarde o por la noche. Es la primera vez que me lo hace por la mañana.
Voy a un camping que lo ponen muy bien en la aplicación que uso para buscar donde dormir. Está al lado del lago y tiene playa. Sería un paraíso si no fuera por los cientos de moscas que pululan alrededor mío.

Después de descansar aquí un día vuelvo a la bici… lo justo para cargar las cosas y darme cuenta que tengo cuatro radios rotos. Tres de ellos en el lado de los piñones para no poder cambiarlos. Hay un chaval de mantenimiento del lodge que me pregunta que tal y le enseño los radios. Quito todo el equipaje y el chaval se pone a quitar radios y a apretar otros. Tengo dos de repuesto pero solo se puede poner uno. Como ha ido tan decidido yo creía que sabía lo que estaba haciendo aunque ha llegado un momento que le he visto apretar demasiado los radios y he pensado: ya me la está preparando. Justo, al poner el freno roza. Ha apretado sin ton ni son y ha hecho un ocho a la rueda. Como prefiero intentar arreglarlo solo me voy sin el freno y andando, que tengo cuatro kilómetros de camino y con tres radios menos no me atrevo a ir montado. A mí no se me da muy bien ajustar los radios pero por lo menos consigo que no roce y puedo ir montado en el momento que salgo a la carretera. A la entrada de  Nhotakota , que es un pueblo bastante grande, hay unos arreglando. Como en todas partes de Malawi y Zambia los talleres consisten en unos trapos con algo de herramienta y listo. Si tienes la mala suerte de que te toque alguno que no tiene mucha idea, te la va a dejar peor como me paso el otro día. He pasado por varios pueblos que  no me daban confianza y he seguido hasta aquí. El hombre trabaja muy bien y pronto la tengo reparada. Siempre que he ido a que me arreglen algo, han dejado lo que estaban haciendo para arreglarme la bici a mí. Me cobra 1000 kwachas que vienen a ser 1,25 euros. Menos mal que las reparaciones me salen baratas si no ya estaría arruinado. Al cambiarme el eje la otra vez me pusieron uno un poco más grande y para meter la rueda tengo que hacer una fuerte palanca con unas llaves. Me engrasa la cadena, que falta le hacía y para adelante. ¡Qué bien la cadena engrasada! Y no hace un montón de ruido  como antes que parecía que llevaba una carraca.
Entre eso y que he parado a comer allí, casi no me ha cundido el día. Tengo que aprovechar la tarde para hacer kilómetros. Pregunto en una iglesia si puedo dormir allí. Juego un rato con los críos, a cenar y a dormir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: