Entrada épica a Tanzania. Viajar a África en bicicleta

Cruzando África en bici.

Enero 2020.

La salida de Malawi es muy fácil. Aunque el poli de la ventanilla me ha dado una hoja de entrada en vez de salida para que la rellenara. Se lo he dicho Pero me ha contestado que la rellene. Por supuesto no valía y he tenido que rellenar otra. Para entrar a Tanzania hay que pagar una visa de 50 dólares. Ojo que solo se puede pagar en dólares. Menos mal que me había informado antes y ya los llevaba cambiados. Me lo hacen sin problemas.
-¿Dónde puedo encontrar un cajero?- le pregunto al poli que me ha hecho la visa.
Se asoma por la ventana y le dice a uno de los que están pululando por allí para cambiar dinero que me lleve. Nos metemos Por entre unos escombros y una zona de edificios derruidos. Porque me ha mandado el policía sino no estaría muy tranquilo. Parece ser que el edificio donde estaban los cajeros está derruido y han puesto dos camiones con cajero automático para sustituirlo. Volvemos para coger la bici y le doy las kwachas que me han sobrado de Malawi, que son pocas. La verdad es que una de las cosas que más me está gustando de África es que nadie me ha intentado robar y que he podido dejar la bici fuera con todo el equipaje mientras compro, sin mucha preocupación.

En el camping he tenido que esperar casi una hora a que viniera el dueño que no había nadie. Al final me he cogido una habitación que para algo es noche vieja. Es bastante barato. Seis euros la habitación y dos el camping.
He desmontado el eje de la bici para darle la vuelta. Pues resulta que yo estaba equivocado. Está bien puesto. Yo pensaba que irían a contratuerca pero no. ¿Entonces porque se floja? Pues ya me he dado cuenta. Resulta que la biela tiene juego con respecto al eje entonces al ir meneándose la tuerca se va aflojando por mucho que la apriete. Al poner el eje otra vez, me rozan los platos en la horquilla. ¿¡No era más largo el eje!? Pues no, era corto y encima como parecía que iba bien no cogí el viejo. ¿Entonces porque antes de desmontarlo yo no pegaban? Pues porque uno de los rodamientos esta puesto al revés y así ganaba unos milímetros. Vamos que está trabajando de culo por lo que a saber cuánto aguantará.
Me voy hasta el pueblo más cercano que está a un kilómetro a comprar algo de comida. En dos tiendas que he ido a comprar no tenían cambio de un billete de 5000 shilling que vale dos euros. Pues tengo todo billetes de 10000 así que cuando vaya a comprar en aldeas pequeñas eso va ser un problema.
Se me ocurre que con una contratuerca puedo solucionar parte del problema. Cuando estoy preguntando en una tienda me percato que no hay suficiente rosca para poder ponerla. Hay uno al lado arreglando motos y le pido una llave a ver si tiene de tubo para darle un buen apretón. No tiene pero me va a buscar una. Paseando por una calle veo unos soldando. Esta es la mía. Les digo que me suelden la tuerca al tornillo. Esta ya no se afloja más. Con esto estoy condenando el eje pero ya me da igual. Empiezo a estar un poco cansado de tantos problemas que me está dando. En cuanto se rompa algo del eje se acaba la aventura en África con la bicicleta. Me quedan 900 kilómetros para acabar. A ver si tengo suerte. La biela se irá desgastando de los continuos meneos hasta que se redondee y el rodamiento que está al revés ya veremos a ver. Conforme se vaya desgastando será más molesto el pedalear. Cruzo los dedos. Que aguante lo que me queda de viaje en África.

Es Nochevieja y con la música a tope que había anoche para celebrarlo casi no he pegado ojo. Hace un día radiante, ni una sola nube tapa el cielo. El día de hoy va a ser duro. Tengo que subir 1000 metros de desnivel. Es curioso cómo pueden cambiar tanto los países de un lado de la frontera al otro. Y no me refiero a la gente sino al paisaje. Malawi está muy deforestado para hacer plantaciones de maíz y tabaco. En Tanzania la vegetación es muy espesa y apenas hay campos. También hay muchísima menos gente y las aldeas están más alejadas unas de otras. No lo he tenido en cuenta y hoy lo pagaré caro. La carretera transcurre por crestas de montaña. A los lados se abren profundos valles rodeados de más montañas. Las vistas son preciosas. Hubiera sido un buen día de no ser por el sol. Este me pega inclemente sobre la cabeza. Desde que perdí la braga no tengo nada que ponerme. Únicamente el casco pero subiendo con esta calor molesta bastante. Pero si no me lo pongo corro el riesgo de una insolación. El termómetro sube por momentos. Me tengo que quitar las gafas porque el sudor que escurre me impide ver nada. Los desniveles son importantes y poco a poco los voy superando. Ya puedo escurrir la camiseta. ¡Que calor! A veces tengo que bajarme a empujar y otras tengo que parar en cada sombra que se cruza en mi camino para que me baje un poco el calor. Estoy agotado. Últimamente me encuentro muy flojo. Será por la mala alimentación. Más frecuentemente de lo que me gustaría, monto la silla y me pego un buen rato a la sombra de los árboles. En una ocasión dejo el termómetro al sol y se va de escala. Llega hasta los sesenta grados y porque no puede más. Tengo que ir de sombra en sombra ¡Que pereza arrancar! Parece que después de los descansos voy a ir mejor, pero no. Al poco de arrancar ya tengo que parar aunque sea un minuto. Por fin una tienda en la que puedo comprar bebida fresca. De comer solo tienen unos cacahuetes pero por lo menos tomo unos pocos azucares. Estoy en una parada larga debajo de un árbol cuando se escucha un trueno. Visto y no visto cae un buen chaparrón. Al principio me tapa el árbol pero pronto tengo que sacar el forro polar para echármelo sobre la cabeza para no mojarme demasiado. Menos mal que no dura demasiado. De lo caliente que estaba el suelo salen volutas de humo que serpentean por encima del asfalto. Por lo menos se ha refrescado algo. Tengo que aprovecharlo y salgo disparado. A los pocos minutos cae la mundial. En nada estoy tan mojado que puedo escurrir hasta los calzoncillos. En cuanto puedo me meto por un camino hasta una caseta. Está cerrada pero hay un tejadillo que me tapa. ¡Que maneras de llover! Un poco más abajo hay una casa al que le va toda el agua que baja por el camino. Les veo vaciando cubos. Se les tiene que estar inundando con tanta agua. Al apoyar la bici en el murete de la casa este se mueve. ¡Casi lo tiro abajo!

En cuanto para vuelta a la carretera. Ahora sí que ha refrescado del todo pero tengo un problema. Me quedan tres horas de luz y tengo que hacer 24 kilómetros con 500 metros de desnivel y estoy que no puedo con el pelo. El calor me ha pasado factura. Y tampoco ayuda que la biela y el eje cada vez tienen más juego. Pierdo mucha eficiencia en cada pedalada. Que poco me va a durar. Además hay que sumar que desde esta mañana, que he comido unas pocas galletas y tres panecillos, no me he echado nada al estómago a parte de los cacahuetes. Tengo un hambre atroz. Yo contaba con que habría tiendas como en Malawi pero me equivocaba. A los diez kilómetros hay un pueblo un poco grande. Mi esperanza es que aquí haya algún hotel porque al siguiente pueblo no sé si llego. Nada más entrar me compro unos plátanos. Le doy 500 shilling (20 céntimos de euro) y me dan ¡14 plátanos! Y además son bien hermosos. Luego hay un súper y encuentro barritas de cereales y unos bollos buenísimos. Y para rematar tengo un hotel. Menos mal. Ahora a comer y descansar que falta me hace.

11 comentarios el “Entrada épica a Tanzania. Viajar a África en bicicleta

  1. Rafa, soy Ramses de Uruguay.

    Increíble blog que encontré de casualidad.
    Estoy acampando con mi esposa y mi hijo en un parque que se llama Santa Teresa.
    Y me colgué un buen rato a leer sobre tú viaje.

    Mucha suerte.
    Abz.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por leerme!!😄. Disfruta de la acampada. Por Tanzania hoy lloviendo. 😭. También tengo vídeos en YouTube en el canal conlacasaacuestas 😄. Un abrazo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: