Con la casa a cuestas

Archivos

Día de descanso en Okahandja. Tengo que buscar un frontal, que el mío lo he perdido. Hay un centro comercial y allí me dirijo. Dejo la bici atada a una farola desde donde, más o menos, la tengo controlada. No encuentro frontales, aunque he podido comprar otras cosas que me hacían falta. Cuando voy a la bici me viene un tipo y me dice que es el guarda del parking y que… Leer Más

15y 16 de septiembre 2019 Lo primero que que hago al levantarme es enterrar la segunda pelota de ping pong. Luego toca volver por donde he venido. Tengo que subir las cosas poco a poco desde la hondonada donde he acampado. Hay que ver lo afiladas que están las espinas de los arbustos. Exagerado como se clavan. La vuelta mucho mejor. Es casi todo cuesta abajo. No puedo correr mucho porque con… Leer Más

12-09-2019  Después de desayunar toca montar la bici. Miedo me da. La caja tiene un buen agujero y hay partes saliendo de la caja que no se como estará. La abro y saco todo lo de dentro. A priori parece que está bien. El freno delantero lo tengo que ajustar porque subí la tija en España, se tenso la sirga y no lo ajuste allí. Como solo tengo una llave inglesa, tengo… Leer Más

Ya tengo todo listo para partir. Me lleva mi padre hasta Madrid en la furgoneta. Paramos en el 103 a comer un bocata. Mi padre, que era camionero paraba siempre allí porque se comía bien pero de eso hace ya muchos años. Ahora ha cambiado. Hacia días que no comía tan mal en un sitio. Me he pedido un torrezno que no había dios que le hincara el diente y un bocadillo… Leer Más

10-06-2014 La primera faena del día es solucionar lo de los billetes de avión. Me voy al ciber de ayer a mirar a ver si hay algo mas barato. Encuentro una combinacion Urumqi – Nanjing por 1500 yuanes ( unos 180 euros). Lo malo es que a Urumqi en bus hay 24 horas. Y luego de Nanjing a Guilin 5,5 horas pero aun así merece la pena. Me acerco con la bici… Leer Más

09-06-2014 KM 96,7  TIEMPO 4:40:05 Hoy es el ultimo día de bicicleta. Por delante 96 kilómetros. No hay nada como despertar debajo de un puente para celebrar que cumplo 39 años. Y no es una ironía, sino que me da animo que los años van pasando y todavía tengo espíritu de aventura. En cuanto se hace de día, a las siete de la mañana, salgo disparado aprovechando antes de que se levante… Leer Más